Vous êtes ici
null

Financiación inmobiliaria

La compra inmobiliaria en Francia
A la hora de comprar un inmueble en Francia, usted puede comprarlo de particular a particular, buscándolo usted mismo en los anuncios, o recurrir a los servicios de una agencia inmobiliaria, que pondrá a su disposición una base de datos de inmuebles. Por lo general, las agencias conocen bien el sector y pueden asesorarle sobre la compra. También se encargan de las visitas y le ayudan a negociar los precios. Su remuneración consiste en una comisión sobre el precio de venta del inmueble.
Cuando le guste un inmueble, haga una oferta al propietario. Si éste acepta, firmarán un compromiso de venta estableciendo el precio y la fecha de entrega de la vivienda. Normalmente se le exigirá que abone entre un 5 % y un 10 % del precio de venta como señal. De esta forma se le reservará la vivienda durante el tiempo que duren los trámites administrativos, bancarios y notariales (unos tres meses). Si usted desiste de la compra fuera de los supuestos previstos en la ley (plazo de reflexión, denegación del préstamo bancario, finca no conforme con la normativa urbanística…), el propietario se quedará con la señal.
La firma de las escrituras definitivas se hace ante notario, quien comprobará que se hayan hecho las inspecciones obligatorias (amianto, termitas, riesgos naturales…).
 
Financiación de su vivienda
Si no dispone del efectivo necesario o desea conservar sus ahorros, puede solicitar un préstamo hipotecario a su banco. El importe del préstamo dependerá del coste total del proyecto, los ingresos del prestatario y la duración del préstamo.
En Francia, los gastos para el prestatario (incluida la cuota mensual del futuro préstamo) no deben superar un tercio de sus ingresos. La duración máxima del préstamo hipotecario suele ser de 25 años y puede variar en función de la edad del prestatario. El tipo de interés es fijo (cuota mensual y duración determinadas por adelantado) o variable (la cuota puede aumentar o disminuir, aunque siempre con límites conocidos). El prestatario tiene que suscribir obligatoriamente un seguro de vida y de invalidez, y el banco exige que el préstamo esté garantizado mediante aval o hipoteca. El asesor de su oficina puede hacerle simulaciones personalizadas y aconsejarle sobre la financiación.

Guía práctica

Recherchez une agence Société Générale (nouvelle fenêtre)
Groupe Société Générale